circulo1 circulo2

Si bien el número de mujeres que utilizan métodos anticonceptivos en Colombia es alto y el tamaño familiar promedio se ha reducido a lo largo de las últimas décadas, el embarazo no planeado sigue siendo frecuente.1

Se estima que, anualmente, un 67% de los embarazos en el país son no planeados, con un aproximado de 90 embarazos no planeados por cada 1000 mujeres de entre 15 y 41 años de edad. Estas cifras ubican a la tasa de embarazos no deseados en Colombia un 25% por encima del promedio latinoamericano, especialmente en Bogotá y la región Pacífica2. Es probable que este aumento se deba en gran medida a una creciente preferencia por tener un menor número de hijos en comparación a décadas anteriores, una tendencia evidenciada en la disminución del número de embarazos en Colombia, de 166 a 133 por cada 1000 mujeres, sumado a un incremento en la adopción de métodos anticonceptivos (73% en el 2010).1

En Colombia, la tasa de
embarazo adolescente
(entre 15 y 19 años)
es de 17,4%.

Además de esto, existen otros factores a tomar en cuenta que han incrementado la tasa de embarazos no intencionados proporcionalmente a las intenciones de evitarlos. El alto uso de anticonceptivos en el país, al contrastar con el aumento en los embarazos no planeado, indica que los métodos anticonceptivos utilizados por las colombianas no son los más efectivos o se usan de manera incorrecta. Por ejemplo, aproximadamente el 8% de las mujeres en el país confían en métodos tradicionales como su principal método anticonceptivo, de las cuales entre el 24 al 27% quedarán embarazadas en el transcurso de un año.3

El aumento en la actividad sexual entre mujeres solteras de 15 a 24 años, ligada a una insatisfacción anticonceptiva en la misma población, juega un papel fundamental en el aumento de los embarazos no planeados y marca una tendencia al alza. De 1990 al 2010 hubo un aumento del 8% en la población de mujeres jóvenes solteras y sexualmente activas, con un respectivo aumento en la insatisfacción anticonceptiva del 5% en el 2000 al 8% en el 2010. Esto quiere decir que el uso más bajo de anticonceptivos modernos y altamente efectivos se da especialmente entre las poblaciones jóvenes y sexualmente activas.3

Anticoncepción en la adolescencia

A pesar que el embarazo no intencionado en Colombia ha visto una importante reducción en los últimos años, nuestro país sigue presentando cifras preocupantes en comparación al resto de la región cuando se habla de embarazo adolescente no intencionado. De acuerdo a la última Encuesta Nacional de Demografía y Salud, solo en adolescentes entre 15 y 19, la tasa de embarazo no intencionado se ubicaba en un 17,5% en el año 2015. 4

Las causas de esta situación son muchas y complejas, pues van desde las características socioeconómicas de la población (machismo, pobreza, bajos niveles educativos, etc.) hasta factores biológicos, como una disminución progresiva de la edad de la menarquía. Si a esto le agregamos una deficiente educación sexual en la adolescencia, el resultado es un incremento en los embarazos adolescentes como resultado de la ignorancia respecto a la anticoncepción.4

De acuerdo a encuestas realizadas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, más del 38% de los adolescentes en Colombia no conoce los diferentes métodos anticonceptivos disponibles, mientras que un 10% afirma no tener dinero para mantener un uso constante de los mismo. Una alarmante mayoría del 50% declaró que no utilizaba anticonceptivos porque no les gusta.5

La importancia de la educación sexual temprana radica en que los adolescentes no acceden a información adecuada respecto al uso y acceso de las diferentes opciones anticonceptivas disponibles en el país. Además existe un profundo desconocimiento respecto a los diferentes servicios de salud sexual y reproductiva, así como de los riesgos por el uso inadecuado o la ausencia de anticonceptivos durante el acto sexual. Estos riesgos van más allá de un embarazo no deseado: el 70% de los casos de nuevas infecciones de transmisión sexual se da entre jóvenes de 15 a 24 años, incluyendo la mitad de las infecciones por VIH en el mundo.6

Por otro lado, incluso en ausencia de infecciones de transmisión sexual (ITS) ITS (Infección de transmisión sexual, por sus siglas), los embarazos tempranos no planeados representan un grave riesgo para la salud y el desarrollo tanto de la madre como del infante. Por ejemplo, se ha demostrado que la descendencia de madres adolescentes deriva en un mayor riesgo de déficit cognitivo y psicológico. Si a esto se le suma que la mayor parte de los embarazos adolescentes ocurren en zonas de bajos recursos, donde el acceso a servicios de planificación familiar es limitado, la situación puede ser más compleja. 6

Es necesario seguir fortaleciendo los programas de educación sexual y el acceso a los servicios de bienestar y salud sexual, de manera que estos se ajusten a la realidad de la situación colombiana. En cuanto al aspecto educativo, la familia desempeña un rol fundamental, ya que la confianza y el asesoramiento son la clave del acceso a servicios necesarios para el pleno desarrollo en los menores de edad. 6

El 88,2 % de las mujeres destacan que la educación sexual promueve el respeto entre los géneros.2

linea

1 Embarazo no deseado y aborto inducido en Colombia: Causas y consecuencias. Guttmacher Institute, 2011, pp. 22-23. Consultado en: abril 2019.
2 Embarazo no deseado y aborto inducido en Colombia: Causas y consecuencias. Guttmacher Institute, 2011, pp. 21-22. Consultado en: abril 2019.
3 Ibid., pp. 22-23. Consultado en: abril 2019.
4 Encuesta Nacional de Demografía y Salud. Minsalud, 2015, p 287. Disponible en: www.dhsprogram.com/pubs/pdf/FR334/FR334.pdf. Consultado en: abril 2019.
5 Embarazo en adolescentes: Generalidades y concepciones. Observatorio del Bienestar de la Niñez. 2015, p. 15 Disponible en: www.icbf.gov.co/sites/default/files/embarazo-adolescente-web2015.pdf. Consultado en: abril 2019.
6 Gómez, Pío. Op. Cit., pp. 259-261. Consultado en: abril 2019.

D.R. © 2019 Merck Sharp & Dohme Corp., una subsidiaria de Merck & Co., Inc., Kenilworth,N.J., E.U.A. Todos los derechos reservados.
MSD Calle 127A # 53 A - 45, Complejo empresarial Colpatria, Torre 3 - piso 8, Bogotá,D.C., Colombia.
CO-XPL-00056