Píldora Combinada

Las píldoras combinadas son píldoras que contienen dos hormonas: estrógeno y progestina, las cuales ayudan a prevenir embarazos al inhibir la ovulación y espesar el moco cervical. Al ser tomadas adecuadamente, las píldoras combinadas son un método anticonceptivo muy efectivo, con una tasa de embarazo de 1 entre cada 100 mujeres durante el primer año de uso.1

Al igual que otros métodos anticonceptivos hormonales combinados, el uso de la píldora tiene otras ventajas además de la anticoncepción. La reducción de los síntomas menstruales y el acné, así como un menor riesgo de cáncer de útero, ovario y colon son algunas de ellas.1

Las píldoras hormonales combinadas vienen en presentaciones de 21 o 28 días. La forma de tomarlas varía, por lo que es recomendable seguir las indicaciones del empaque y consultar con su médico en caso de duda.1

Es posible experimentar un sangrado menstrual irregular al empezar a tomar las píldoras, sin embargo, los efectos se reducen si estas se toman adecuadamente. También es común sufrir malestares estomacales o dolores de cabeza ligeros durante los primeros meses de uso, los cuales desaparecen.2