Inyectables

Los anticonceptivos inyectables consisten en una inyección de 150 mg/ml de AMPD en solución acuosa, la cual, inyectada trimestralmente, inhibe la liberación de los óvulos y, por lo tanto, impide el embarazo. Además, produce espesamiento del moco cervical, cambios endometriales y en la motilidad tubárica, lo que impide el movimiento de los espermatozoides.1

Una de las grandes ventajas de los anticonceptivos inyectables sobre otros métodos es que disminuyen el riesgo de padecer cáncer endometrial y enfermedad pélvica inflamatoria.1

ambien existe la inyección mensual, la cual contiene hormonas combinadas: progestágenos y estrógenos. Se aplica por vía intramuscular cada 30 días, empezando en el día 1-7 de la menstruación. Actúa evitando la ovulación, provocando cambios en el endometrio y dificultando el paso de los espermatozoides al útero. Tiene una eficacia del 99,7% con el uso correcto.2

El efecto más común de las inyecciones es el de producir sangrado menstrual irregular al principio de su uso, no obstante, esto no supone un riesgo para las usuarias. Es posible que también se produzcan cambios de peso.3

AMPD: Acetato de Medroxiprogesterona de Depósito

1 Gómez, Pío. Op. Cit., pp. 165-166. Consultado en: abril 2019.
2 Secretaría Distrital de Salud de Bogotá. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Gestión de Servicios de- Anticoncepción Moderna. Bogotá: Pro-offset Editorial; 2007.
3 Ibid., p. 6. Consultado en: abril 2019.

Copyright © Organon group of companies. All rights reserved.