Implante hormonal

Un implante hormonal consiste en una o dos pequeñas barras insertadas bajo la piel a través de un procedimiento menor. El implante libera progestinas en el cuerpo, lo cual detiene la ovulación y, por ende, previene embarazos. Además de esto, la progestina espesa el moco cervical, haciendo que sea más difícil para los espermatozoides llegar al útero.1

Los implantes subdérmicos son menos invasivos que los DIUs, y no requieren chequeos frecuentes o algún cumplimiento por parte de la usuaria. Pueden ser usados por casi cualquier mujer, ya que existen muy pocas condiciones médicas que contraindican su uso.1

En Colombia están disponibles los implantes subdermicos de etonogestrel y levonorgestrel, los cuales brindan protección anticonceptiva de 3 a 5 años (según el implante), con una tasa de efectividad del 99 %, antes de ser extraídos.1

Debido a que es un método de solo progestágeno, es muy probable que se produzcan alteraciones en el sangrado menstrual, sin embargo, esto no supone ningún riesgo.2