PERO TAMBIÉN,

una etapa de vulnerabilidad ante los riesgos que ocasiona una pobre educación sexual, como las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) o el embarazo no planeado.1

Una comunicación abierta y frecuente entre padres e hijos tiene un fuerte impacto en la postergación del inicio sexual,

lo que hace que la educación sea uno de los grandes pilares de las medidas de prevención.3

¿UN GRAN ERROR?

Decirle continuamente a los hijos que “utilicen protección”, sin añadir información sobre los principales métodos anticonceptivos existentes. 1

Parte importante de una sexualidad saludable consiste en los conocimientos prácticos que preparan a los jóvenes para utilizar adecuadamente estos métodos. 1

¿EL GRAN OBJETIVO?

Convertirnos en una persona a la que tus hijos puedan acudir cuando lo necesiten. ;)